Una noche una madre entrega a su hija a su pareja, pues ella es una jovencita que vive la vida muy desordenada y viene a casa de vez en cuando. Esa noche la hija está durmiendo en la sala y su madre se levanta de noche  y lleva a su hija a su habitación donde está su esposo. El tipo al ver que su esposa deja a su hija para que haga lo que el desee. Esa noche la hija pago con su cuerpo para que se pueda quedar en casa, donde el padrastro le metió polla por el culo en un delicioso sexo anal donde el tipo eyaculo todo su semen en la boca de su hijastra y ella se lo trago todito.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*