Que cabron de hijo, pues este chaval tenía unas ganas de follar en la mañana, se levanto con polla bien parada y dura y que mejor que ir al dormitorio de su madre que siempre duerme desnuda y siempre se toma pastillas para dormir. El chaval saca su polla dura y pone en la boca de su madre en donde ella al sentir ese pedazo de carne en sus labios comienza a chuparlo inconscientemente, para después la madre sentir esos dedos mojando su coño para después sentir esa pinga dura en su coño, pues el hijo estaba dando duro a su madre en donde eso escucha ruido y es el padre que llega del trabajo y el chaval hijo sale corriendo y la madre se dio cuenta que estaba follando con su hijo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*