Una madre siempre sabe lo que pasa porque ellas tienen un sexto sentido, pues una noche ella se hizo la dormida y siguió a su esposo hasta al cuarto de su hija en donde el la despertó con besos y en donde la hija le correspondía, pues el padre comió esa conchita mojada y dulce de la hija en donde la madre está mirando todo detrás de la puerta sin poder hacer nada. La madre comprobó que su hija comete incesto con su padre mientras ella duerme.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*