Hijo cada día siente más atracción a su madre, pues la madre se fue al mercado y el hijo se puso el delantal de su madre y comenzó a correrse una buena paja pensando en el culo de su madre. La madre llego y al ver esa polla enorme que tiene su hijo se le abrió los ojos pero tenía que darle un castigo así que le dio tremendas nalgas en el culo en donde el hijo le causo mas placer haciendo que la verga se le ponga bien dura. La madre se sentó en la pinga dura del hijo donde cumplió la fantasía de follar a su madre.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*