La madre está tomando un rico baño pero es interrumpida por su hijo,  un chaval grande y fuerte y con una gran polla que vuelve loco a su madre. La mama se levanta y tímidamente agarra esa polla que a las justa lo puede tomar con una sola mano, pero ella sabe bien que su boca le entra todo esa gran polla gorda y eso hizo se trago esa pollaza y se lo metió por sus agujero para terminar en un baño de leche caliente en sus labios. Que tal zorra de madre.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*