Es el cumpleaños de mi tía, la golfa de la familia que le encanta el sadomasoquismo. Así que le lleve flores para alegrarle el día, pero ella deseaba algo más que unas rosas, ella desea que le folle bien ese coñazo que tiene. Ella estaba con unas pantimedias muy arrechas que al verla se me paro la pinga mientras ella se tocaba el coño. Así que mi tía me follo y me hizo que sacara toda mi leche en su vientre y esos piercings en sus tetas son fantásticos.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*