Madre e hijo llegan a casa discutiendo, pues la madre está muy molesta con el y le grita muy fuerte y diciéndole que es un perdedor. El hijo solo le queda escuchar las fuertes palabras de su madre, pero después ella entro en razón y llamo a su hijo para pedirle perdón por los gritos. En un momento a otro ellos se besaron y ahí comenzó todo, pues el hijo tenía su polla adentro de la boca de su madre y esas tetas enormes que tiene su madre terminaron bañados de semen.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment