Una tarde un padre y una linda hija se ponen a jugar póker, pero no un juego normal, pues el padre un tipo astuto y ella una hija bien guarrilla decidieron a jugar sus prendas intimas, donde la hija al parecer perdía apropósito, ella termino desnuda ante la mirada de su padre. El padre miraba desnuda a su hija y en un instante la hija estaba encima de su padre chupándole la polla. Tremendo juego de cartas que termina en incesto.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment