Joven de 18 añitos tiene una madre que hasta ahora lo baña, pues para ella es su pequeñito todavía, pero cuando ve la polla de su hijo ya no piensa casi igual. La madre le gusta bañarse con su hijo en donde el chavalillo todo inocente deja que su padre le toca la polla hasta dejarlo duro, para después metérselo a la boca diciéndole hijo lindo que rica polla tienes. Esta madre rusa comete incesto cada vez que puede donde ella cuando siente toda esa leche salir lo abraza y le da besitos como agradecimiento por la follada.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*