Un padre llega borracho a casa después de una noche de fiesta, pero al llegar encuentra a su pequeña hijita durmiendo con su peluche gigante, pero como está muy cachondo se acerca y comienza a oler esa braga mojada por su coño, algo que no se aguanto y comenzó a lamer ese coño dulce de su hija, pues ella dejo que su padre le comiera su coño pero sus gemidos despertaron a su hermano que al entrar vio como su padre le comía ese coño pues el también se puso cachondo y también deseo comer ese coño. Padre e hijo se echaron mientras la hija les chupaba la polla a los dos y en eso llega la madre que al verlos en vez de llamarles la atención de porque están follando a la hija, se puso detrás del coño de su hija para lamerlo. Aquel día Madre, padre, hija e hijo follaron juntos en un incesto familiar.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*