Madre súper tetona se vuelve loca por la pinga parada de su hijo, pues la causa que le ponga así de dura es que su madre le hace una buena paja con sus enormes tetazas haciendo que la polla se llene de mucha sangre y dejándolo bien duro. Pues esta zorra madre le gusta así de duro en donde ella se pone de perrito para sentirlo hasta el fondo de su concha en donde el chaval hijo termina sacándose toda la leche ene culo de su madre.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*