Qué familia tan inusual. Los hermanos viven una relación como pocas, pues una noche cuando la hermana está en la sala, el hermano la mira y se saca la polla delante de ella y se comienza a pajear, pues la hermana mira con una sonrisa la pinga de su hermano y se lo mete a la boca. Los hermanos follan de lo más rico, pero en eso llega la madre y mira como sus hijos están follando. El hijo nunca pensó que su madre se uniría pero la hija si lo sabía porque al parecer lo tenían planeado. Madre chupa esa pinga del hijo y la hija se monto de  lo más rico en la polla de su hermano.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment