Un chaval de solo 18 añitos le gusta hacer los que aceres del hogar algo que preocupa a su madre pensando que es del otro equipo por esa razón ella tiene preparado algo para saber si su hijo mejor le encanta coger coños, así que ella con ese cuerpazo que tiene y esas manos maravillosas que tiene  agarro a su hijo por detrás poniendo rápidamente su mano en su polla  y pudo comprobar que se le puso duro al instante pues la madre no dudo en agarrar esa polla gorda y metérselo a la boca, que rica mamada de polla y como le gusta chupar la pija la guarra madre pero el chaval tenía que pasar un prueba y es comerse el gran coño de su madre para saber si realmente le encanta los coños. El chaval hijo le metió hasta el fondo su lengua comprobando que le encanta las mujeres maduras y su madre le dio una buena lección de amor.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*