</>Embeb

Jovencito el menor de la casa tiene las hormonas encendidas, pues esa mañana escucho el ruido de la ducha y él se acerco y vio una braga tendida y el comenzó a olerlo, pues esa braga toda sucia y con olor a sudor le puso muy cachondo y se acerco cautelosamente a la ducha y ese enorme culazo es de su madre, una mujer madura de grandes tetas y enorme culo, pues el chavalillo hijo se comenzó a pajearse duramente y al ver que su madre Salía de la ducha se fue, pero siguió pajeandose, pero la madre sabía que su hijo deseaba su culo así que salió y vio a su hijo con la polla afuera, pues ella esta semi desnuda y para calentar a su hijo comenzó a tocarse el coño delante de su hijo que ya lo tenía demasiado duro. Esta historia de incesto esta para verlo y no comentarlo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment