Hijo está en la vida militar sirviendo a su país. Pues el hijo llego a casa después de mucho tiempo en donde la madre golfa no solo extrañaba su compañía, pues es la polla enorme la que más extrañaba. El hijo se fue a su cama y en la primera noche que pasa en casa su madre se mete a la cama con él,  en donde sus manos busca tocar esa polla de su hijo, en donde deja que su madre le saca la polla de su pantalón y le chupe la pinga algo que tanto extrañaba. Esa noche el hijo militar follo en cuatro patas el gran culazo de su madre rubia.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment