Chavalillo no podía dormir y se va a la cocina para tomar algo y así relajarse, pues al entrar en la cocina encuentra a su bella madrastra con un sexy baby doll donde ella toda amablemente se ofrece a preparar su bebida, pero la nueva novia de papá es una linda jovencita de solo 30 años y el a sus 18 añitos recién cumplidos tiene alborotado todas las hormonas y al ver ese precioso culto de su madrastra no dudo en tocarlo, y ella al sentir esos dedos recorriendo sus agujeros no dijo nada y ahí mismo la bella madrastra le dio la mejor cura para el sueño y es follar como locos. El chavalillo hijastro le dio duro a ese culito de su linda y zorra madrastra para que se recuerde quien es ahora su hombre en la casa.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*