Hija vive asustada de su padre que cada vez que viene a casa ella se esconde por temor a su padre. Ella sabe que es inútil esconderse ante las garras de su padre que la acecha y le amarra las manos para que no pueda hacer nada. La hija es ultrajada por su padre marica que le mete toda la pinga en esa concha rosada de su hija. El padre cuando termina deja a su hija amarrada.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*