Chiquilla de 18 añitos llega a casa y pensando que está sola, ella saca una enorme dildo que le prestó su amiga para que comience a experimentar el placer de sentir una verga en su coñito apretado. Pues cuando la jovencita está en su mejor momento metiéndose y gimiendo de placer al sentir ese pedazo de goma en si coño llega su padre y la sorprende masturbándose. La hija al verlo se asusto pero su padre le dijo que no tema y que siga haciéndolo. La hija lo miro con otra cara y el padre se acerco y le ayudo a meterse ese dildo, pero ella ajora desea una de carne en donde ella se sentó en la polla de su padre hasta sacarle el semen.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*