Cuando veces deseamos que la suegras nunca nos visiten, pero eso no se puede. Esta ocasión tenemos a esa suegra zorra confianzuda que piensa que está en su casa. Ella llega muri9endose de calor y le pide al yerno que le preste su ducha para bañarse y refrescarse, pero la zorra suegra sale solo con una toalla y el yerno se quedó mirando esas enormes tetazas que son una tentación, así que se abalanzo y la puta suegra no opuso resistencia porque ella también desea una buen pinga. La puta madura suegra si sabe mamar pinga y como gime la zorra hasta que llego la hija vio cómo su madre es follada por su novio. Que tal escena y que quizás eso te paso a ti.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment