Padre está mal de la mano y por esa razón no se puede ayudar a balar bien, entonces entra la hija que al verlo decide ayudarlo y cuando pasa sus manos por el cuerpo toca esa polla que de pronto se puso dura, la hija comenzó a lavar esa polla hasta sentir que estaba como piedra y ese deseo de tenerlo en su boca fue mas, así que le dio tremenda chupada de polla a su padre en el baño.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*