Hija gordita tiene un padre bien cabron y un tío igual de cabron que el padre, esa tarde ella nunca pensó que es lo que iba pasar, pues su padre junto con su hermano tenía algo planeado  y era follar a la bella jovencita. La hija no tiene novio y por esa razón está siempre con muchas ganas de follar donde este padre calvo esa tarde follo a su hija casi virgen, porque ella perdió la virginidad con un enorme dildo y es la primera vez que siente una pinga de carne.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*