Hija está sola en casa estudiando para ser como su padre un hombre culto y profesional. El padre es catedrático y tiene una gran facilidad de convencimiento cuando habla, así que aprovechando que dulce hija está en casa, el padre le comienza hablar acerca del amor y la pasión, donde cada palabra de su padre la guarrilla hija se mojada, hasta que el padre metió su mano bajo la blusa de su hija y apretó con fuerza esas tetas duras, pues la hija le decía NO PAPA!! Pero el padre siguió metiendo más y más la mano hasta llegar a ese coño mojado y caliente por la excitación. Bella Historia de padre sometiendo a su hija, y ella acabó lamiendo toda esa lefa caliente que salió de esa gran polla.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*