En la madrugada una hermosa jovencita tiene el deseo sexual de conocer el sexo, por esa razón entra a la habitación de sus padres donde su madre siempre tiene sexo con su padre. Esa noche la hija entra con una mirada deseando dormir con ellos, pues la madre deja que su hija duerma en el medio pero ella tiene un secreto y es que se siente chupar una pinga. La madre le enseñara como se debe chupar una verga y lo hará con la polla de su esposo que está durmiendo. Al hija mira atentamente como su madre se mete toda esa polla para ella después hacer lo mismo. Esa noche la madre le enseño hacer una buena mamada y también como es el sexo anal. La inocente hija será desflorada por el culo pro su padre.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*