Una tarde cualquiera donde dos hermanos está viendo televisión, pues ella una hermosa mujer rubia y él un jovencito que recién está empezando a conocer chicas y tener sexo. Como siempre los hermanos pelean por la TV, pero la hermana tiene una mejor idea y es darle de comer su coño a su hermano, que con gusto le metió lengua y probo lo caliente y húmedo que es el coño de su hermana, pues ella de agradecimiento le dio una buena paja con sus manos haciendo que se corriera y votara un montón de leche.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*