Cada vez que voy a casa de mi tío, siempre la que me recibe con los brazos abiertos es mi prima, pero no solo con los brazos también con las piernas, pues ella tiene apenas 18 añitos y ese coño peladito que tiene me vuelve loco. Hoy con cámara en mano veremos como mi prima se toca y se mete dedo en su coño bien depilado causando que mi polla se ponga bien dura, pues aquel día no me la pude follar porque sus padres estaban cerca, pero al día siguiente la hice chillar como cerdilla y ella gimiendo que se la meta por el culo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*