Padre e hija argentinos no saben qué hacer con sus vidas, pues ellos llevan una relación muy complicada pues la hija le encanta sentir la pinga de su padre en su concha estrecha y se galopada en cuatro patas sintiendo como su padre la doma follandola y jalándole el cabello hacia atrás como si fuera una yegua salvaje. Tremendo polvo y que tal zorra de hija resultó esta gaucha y como chupa la pija a su padre.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*