Fontanero llega a casa de un tía que desde hace tiempo le miraba con deseo, pues ella lo llamo por un problema técnico en el lavado pues el fontanero al revisar vio que todo estaba bien pero lo que no estaba bien es que tenía una madre y su hija muy cachonda deseando una polla gorda. La madre como la experta de la casa todo la iniciativa y agarro esa pollaza y comenzó a chupárselo y su hija miraba atentamente como su madre se tragaba todo ese falo. El fontanero se le puso duro la polla que agarro ese coño maduro y se lo metió todo ante la atenta mirada de su hija que también deseaba polla, pues ellas dos se pusieron de cuatro patas esperando sentir esa polla en su coño. Madre puta y su hija más puta que ella se follaron al fontanero de polla gorda.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*