Hombre maduro esta como loco por follarse a su sobrina una bella rubia que no lo deja dormir todas las noches. Ella está de visita en su casa y cada día el espía a su sobrina cuando se lava el coño y se cambia su ropa. El tío busca ayuda y le dan una poción para que su sobrina se ponga muy excitada, esa mañana el tío lleva el desayuno a su sobrina donde ambos toman café y el tío derrama café sobre sus pantalones en donde la sobrina no deja de ver ese tremendo bulto en el pantalón de su tío. Esa mañana sucedió lo que tanto deseaba el tío, tener sexo intenso con su sobrina y lo mejor es que tuvo sexo anal y pudo explorar esos ricos agujeros de su sobrina.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*