Madre rusa está en su cama leyendo su revista favorita, en eso llego su hijo después de jugar futbol todo sudado, pues ese olor fue afrodisíaco para la madre donde al sentir ese olor le entro el morbo de cómo olerá esa polla de su hijo, así que la madre le bajo lentamente el calzoncillo y se lo introdujo suavemente esa polla llenando de sus fluidos salivales. La madre toda mojada se metió la polla de su hijo de costado, donde el chaval saco cada gota de leche en el culo de su mama.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*