No hay más real que mi padre me da, pues cada vez que estamos solos cuando mi madre no está y se va donde mi abuela. Mi padre se aprovecha esta situación donde esta vez interrumpe mi baño donde el entra desnudo para ayudarme a bañarme donde sus manos fuertes tocan mis nalgas y eso me pone cachonda, y le doy una buena mama de polla en la ducha, pues cuando ya estoy bien bañadita mi padre me pone en cuatro patas levantando muy bien mi culo para poder meter su enorme polla gorda. Qué rica polla tiene mi padre y como gimo de placer cuando me folla parada.

 

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*