Hace tiempo que tenía ganas de tener sexo con mi prima hermana, pues esta ocasión ella llego a casa y se quedo a dormir. En la mañana rápidamente me dirigí a la habitación de mi prima y ella estaba durmiendo desnuda y ella me pidió que lo grabara y así sucedió grabe como me follaba ese tierno coño y rosado de mi prima, pues comerse ese chochito fue lo más delicioso que tenía en la boca, tenía un rico sabor y ella le gustaba que le chupe su conchita rosada. Una follada inolvidable con mi prima hermana y ahora es mi perrita.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*