Chaval está durmiendo, vino algo cansado de estudiar. El un joven de 18 añitos que vino a la casa de su tía para vivir, pues ella vive sola. Ella una hermosa mujer madura de 33 años y que no desaprovechara esta oportunidad de tener esa polla dura de su sobrino en su culo. Ella encontró a su sobrino durmiendo en el sillón y ella al ver esa polla no dudo en ponérselo en su boca, la tía le dio una rica mamada de polla en donde el sobrino al despertarse se quedo sorprendido lo que hacía su tía. Esa mañana la tía recibió una buena polla en el culo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*