Una noche cuando todo es silencio un padre no puede dormir y por esa razón interrumpe la habitación de su hija y la ve semidesnuda, pues el padre le toca el culo pero la hija está en un sueño profundo, dónde el padre al tocar ese coño de su hija lo sintió mojado poniéndose la polla bien dura, pues el padre se acerca y le hace chupar la polla a su hija mientras duerme, la hija pensaba que era un sueño pero tenía la polla de papa en su boca. La hija se fue a la cocina y el padre está detrás de ella sabiendo que su hija también desea follar. Esa noche ya no fue tan silenciosa porque la hija follo con papá en la cocina.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

1 Comment