No se sorprenda pero mi madre es muy puta, como le gusta mamar mi verga con tanto morbo, como esa boca no hay ninguna y en cada chupada ella saborea mi leche de mi polla y se lo traga como si fuera el mejor néctar del mundo. Esta mamada es única y mi madre también. Una buena sacada de leche.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*