Padre japonés tiene sueños húmedos con su hija, pues sueña cada noche follando ese coñito. Un día el estaba en el sofá y al ver a su hija llegando del cole con ese pequeña falda que se le ve el culo se le puso duro la polla. Ese día paso algo que nunca el había pensando y es tener a su hija chupándole la verga. La hija tiene un gran culito y como chupa la verga de su padre. Incesto japonés  de calidad.

 

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*