Madre e hija están en la cocina, donde la madre sabe de las tendencias sexuales de su hija, y se pone detrás de ella cogiéndole el trasero, pues la hija se deja seducir por su madre que le come el coño en la cocina, pues las dos ya estando bien calientes, se dirigen al cuarto del hermano de la guarrilla que duerme tranquilamente, pero es interrumpido por su madre y su hermana, que lo desnuda y comienzan a chuparle su polla, el hijo quedo estupefacto pero con mucho morbo que comenzó a lamerles el coño a su madre y follar en cuatro patas a su hermana.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*