Casi todas las noches sucede esto, un padre interrumpe la habitación de su hija para darse un polvo. Esa noche el padre puso una cámara de video en donde se graba como se folla a su hija, pues ella trata de no gemir mucho para no despertar a su madre que duerme tranquilamente mientras su padre la bombea duro el coño. El padre la voltea y la folla duramente por el culo mientras la hija solo cierra los ojos y aguanto el dolor del placer hasta que el padre eyaculo en su culo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*