Desde hace mucho tiempo la guarrilla vive con su nuevo papa, pues ella necesita ese calor de padre. Pero esta zorrilla hace días que seduce a su padrastro caminando por la casa sin bragas mostrando su chochito estrecho. El padre está con muchas ganas de follar ese coñito. Pero una noche cuando él está jugando billar la hijastra llega decidida en tener esa polla en su coño. El padrastro no pudo hacer nada y metió toda la polla en el coño estrecho de su hijastra una rubia de 18 añitos bien guarrilla.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*