Hijo llega a casa después de estudiar y encuentra a su madre japonesa tomando licor en la cocina por pena porque sus esposo la abandono. La madre está muy borracha que se cae al piso y el hijo la levanta y la lleva a la sala. El hijo al ver a su madre indefensa comienza a besarla y tocar sus tetas, en donde la madre en su borrachera se deja besar y comerse el coño. El hijo disfruta mucho comiendo ese coño peludo y caliente de su madre que gime de placer. El hijo ese día tuvo sexo con su madre borracha y termina eyacula en su cuerpo.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*