Linda jovencita de 18 añitos, rubia y de buenas tetas naturales esta bañándose tranquilamente, en eso escucha cierto ruido en la puerta y era su abuelo que la miraba con deseo su cuerpo, el abuelo se ofrece en ayudarla a bañar como cuando ella era pequeña, pero la nieta ya creció y tiene unas tetas perfectas que el abuelo le hizo poner duro la polla. Ese día el abuelo jugó con su nieta metiéndole dedo en el ano, follando y sacando toda su leche caliente en las preciosas tetas naturales de su nieta.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*