Mi tía me llamo temprano a su casa porque necesitaba alguien que arregle su gasfitería, pues yo amablemente me ofrecí porque mi tía es una mujer madura muy buena con un gran culo. Esa mañana mi tía me recibió muy alegre y comenzó a decirme donde es el problema pero como estaba con una falda se podía notar todo ese coño mojado y valiente que desea una buena pinga. Realmente la que necesita un arreglo es el tubo de mi tía donde aquella mañana le metí toda la polla hasta el fondo donde ella gemía de placer y pedía que se lo meta pro el culo. Veamos la follada del año con mi golfa tía.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*