Abuelo se compró la última revista de Playboy y comenzó a correrse una paja viendo esas lindas chicas desnudas, en eso entra su nieta una bella rubia al ver lo necesitado que esta su abuelo y esa polla bien dura que tiene todavía el abuelo decide ayudarlo ya que quiere mucho a su abuelo no desea permitir que su abuelo se corra la paja mientras lo tiene a ella. La zorrilla  nieta comenzó a pajearlo y darle una mamada increíble donde el abuelo se le puso más duro y zorra sobrina se montó hasta sacarle toda esa leche y para después hacerle lamer su coño de leche y el abuelo lo lamia.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*