Que tal tarde paso este abuelo al ver a su nieta follando con el vecino, pues esta zorrilla sí que es toda una putilla que no se aguanta en follar. El abuelo al verlo el vecino salió corriendo pero la nieta zorra está muy mojada y desea terminar lo que comenzó, el abuelo al ver ese cuerpo firme de su nieta y deseando que la follen como toda una perra, el abuelo no tuvo remedio y la follo demostrando que su abuelo tiene la pinga bien dura, en donde la nieta quedo satisfecha y desde es día siempre le pide a su abuelo que le rompa el coño con su maravillosa polla bien dura.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*