El abuelo cabron tiene una linda nieta, que le gusta husmear siempre a su abuelo, pero esta vez ella entro en el garaje donde el abuelo sabe muy bien que su nieta busca algo más que una linda conversación, así que agarro su polla y le propuso a su nieta para que se la chupe algo que linda guarrilla lo hizo con gusto porque lo vio grande y bien gorda. El abuelo después de una buena mamada de polla de parte de su nieta, le abrió las piernas y comenzó a lamerle el coño con tanta suavidad y metiéndole dedo para después meter su polla.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*