Abuela vive con su nieto e hija, pues la dulce abuela tiene un problema con el licor ya que le gusta tomar demasiado. Esa noche la abuela estaba muy borracha donde el nieto esta tranquilamente mirando tele, la abuela con el licor se puso muy cachonda que agarro a su nieto y a la fuerza le bajo el pantalón para darle una mamada de polla, el nieto no opuso resistencia al sentir esa boca caliente succionando su polla, el nieto se calentó que también probo ese chocho caliente y mojada de la abuela, en donde la puso en cuatro patas y dio duro el culazo de la abuela que le paso la borrachera al follar con su nieto.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*