La nieta llego a casa de su abuela como cada domingo, pero esta vez ella tenía algo mas en mente, pues su abuela es muy cachonda y ella tiene muchos deseos de follar con una mujer madura y que mejor que su abuela una mujer experimentada que le dará una buena lección de amor. La nieta y la abuela comenzaron a besarse con mucha pasión donde terminaron desnudas y la nieta desea sentir ese sabor de un coño maduro que comenzó a meter lengua y la abuela cada vez jadeaba mas, pues ella le devolvió el mismo favor y terminaron follando toda la mañana. La abuela es toda una cerda y la nieta no  es mucho mas.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*